Información General Acera de la Recuperación

Un resumen del proceso de recuperación

Desde 1975, el Estado de la Florida ha obligado a la industria de fosfatos a recuperar cada acre que mina a un uso productivo a través de un proceso conocido como la recuperación minera. Terrenos que fueron extraídos se han recuperado con éxito a ser valiosos humedales, tierras agrícolas, hábitats de vida silvestre, parques y áreas residenciales.

Antes de que pueda empezar a minar, Mosaic debe desarrollar y obtener la aprobación de sus planes integrales de minería y recuperación. Estos planes de coordinación de la extracción y recuperación detallan cómo y cuándo se realizará tanto. Una vez que comienza la explotación minera, ley del estado requiere que las parcelas de minería sean plantadas con vegetación dentro de dos años de la realización de las actividades mineras.

Métodos para la recuperación de emplazamientos mineros

El proceso de recuperación comienza una vez que la extracción de un área se completa. Hay tres métodos principales que se usan para recuperar terrenos minados:

Recuperación de relaves de arena

La arena que es separada del mineral de fosfato – conocida como relaves de arena – se devuelve a la zona minada y se usa para rellenar los recortes de la mina a una altura específica. Una vez que el bombeo se ha completado, la tierra que se movió durante el proceso de extracción se coloca sobre los relaves de arena para corresponder con las elevaciones en el plan de recuperación. Estas zonas son clasificadas a elevaciones distintas y sembradas con especies de plantas nativas para convertirse en zonas de altiplanicie o humedales. En muchos casos, los sistemas de flujo se construyen para conectar a los humedales recuperados con sistemas de humedales de conservación.

Recuperación de terrenos y lagos

Cuando se extrae el fosfato, la roca de fosfato se pone aparte del emplazamiento como una matriz de arena, arcilla y mineral de fosfato. La arena se manda a las áreas designadas como zonas de relaves de arena, la arcilla se retira a zonas de sedimentación y esto deja un vacío en el paisaje. Para tomar en consideración la reducción de materiales en el emplazamiento, sistemas de lagos son incorporados en el plan de recuperación. Durante el proceso de recuperación del terreno y los lagos, maquinaria de excavación pasan por las curvas del terreno que fue extraído para crear una mezcla de altiplanicies, humedales y lagos con barrancas poco empinadas. Las aguas poco profundas del lago son sembradas con especies de plantas de humedales herbáceas para mejorar la calidad del agua y promover el uso de la fauna por vida silvestre. Lagos recuperados se han diseñado con características que permiten que agua fluya del lago durante lluvias fuertes. Estas características son especialmente diseñadas para proveer una hidratación adecuadamente programada para los sistemas de humedales conectados. Tapones se construyen de tierras altiplanicies a la orilla del lago para mejorar la vida silvestre. Los lagos recuperados de la Florida Central son conocidos por ser excelentes hábitats de peces y se reconocen como algunos de los mejores ambientes de pesca de agua dulce en el sureste.

Recuperación en zonas de sedimentación de arcilla

La arcilla que se separa en la planta de beneficio de la mina se guarda en reservorios de arcilla conocidas como áreas de asentamiento (CSA). Cuando una CSA ha llegado a su capacidad de almacenamiento de arcilla y está lista para la recuperación, maquinaria especializada se usa para juntar y secar la arcilla. Canales se cortan a través de la superficie de la arcilla para ayudar que se seque. Una vez que una corteza se ha formado en la superficie de la arcilla, las presas son re-clasificadas para crear una pendiente suave. Bajo las normas de hoy en día, mientras que los reservorios que contienen zonas activas de asentamiento de arcilla son muy visibles en el paisaje, las CSAs recuperadas aparecen como una colina sutil en el paisaje. CSAs recuperadas son puestas a usos productivos como pastos para ganado y también se han utilizado para la agricultura de cultivos en hilera. Mosaic mantiene investigaciones agrícolas acerca del uso de CSAs para cultivar varias cosechas en hilera. La arcilla contenida debajo de la superficie de una CSA recuperada se asentará durante muchos años, lo que limita su potencial para desarrollo. Muchos CSAs recuperados también sirven como zonas naturales con sistemas de lagos y humedales que sirven de hábitat a la vida silvestre.

Hidrología

Los planes de recuperación toman en cuenta mucho más de simplemente crear un paisaje bonito.

Una de las preguntas más comunes acerca de la minería es cómo afectará nuestra actividad a la hidrología. Y esto se refiere a cómo el agua fluye por encima y debajo de la tierra. La ley de la Florida requiere que la hidrología general del emplazamiento recuperado se parezca mucho a las funciones de las aguas superficiales y subterráneas del emplazamiento antes de minarlas.

La minería causa mover grandes cantidades de materiales subterráneos, con una cantidad alta siendo arena separada del mineral de fosfato. Debido a que los cambios por debajo de la superficie pueden afectar a la hidrología de las aguas subterráneas, se hacen planes de extracción y recuperación con una perspectiva completa para la hidrología de las aguas superficiales y subterráneas en el emplazamiento.

Las corrientes de aguas subterráneas y superficiales son conectadas y por eso es que reciben consideración igual. A través de décadas de hacer investigaciones y colectar datos, la industria ha identificado técnicas de recuperación que estudian y compensan por los cambios en las corrientes de agua subterránea después de minarlas. Como desarrollamos nuestros planes mineros, restaurando la hidrología ayuda a dirigir el orden en que minamos un emplazamiento y la dirección en cual minamos. La dirección en cual minamos, en relación con las corrientes de las aguas subterráneas, también puede tener un impacto importante en cómo se moverán las aguas debajo de la superficie cuando la recuperación se ponga en práctica.

Aunque la hidrología de aguas superficiales y subterráneas en la zona recuperada puede cambiar en una base de acre por acre, los planes están diseñados para garantizar que la función hidrológica de la línea divisora del agua será similar a la que el sitio proveía antes de minarla. Esto se logra a través del uso de modelados sofisticados por el equipo de científicos y ingenieros profesionales.

También se toman en cuenta las zonas de asentamiento de arcilla donde corresponde. Mientras que estas zonas han sido llamadas “tapones” en el paisaje por el público, las zonas de asentamiento de arcilla no actúan como un “tapón,” sino que sueltan agua en el acuífero superficial porque continuamente, la arcilla se consolida y deshidrata. Como resultado, hay un poco mas fluyo de base en la temporada seca y un poco menos durante la temporada de lluvias alrededor de las zonas de arcilla asentada.

Avances En La Recuperación

Desde que la recuperación de terrenos se hizo obligatoria en 1975, la ciencia acerca de la recuperación ha crecido de manera exponencial. Los avances en las ciencias de la ecología, la geología, la hidrología y plantas han contribuido a la capacidad de la industria de fosfatos para recuperar los complejos ecosistemas y hábitats relacionados.

Además de los avances científicos, la industria ha identificado formas de mejorar el uso de los recursos existentes. Los métodos modernos de recuperación usan los recursos del terreno desde antes de minarlo de manera efectiva para mejorar la calidad de nuestros proyectos de recuperación después de la minería.

Recuperación de humedales

Mientras nos preparamos para minar los sistemas de humedales, nuestros equipos de recuperación recogen la capa de lodo de encima del humedal. El lodo se guarda en el emplazamiento o se traslada a otro emplazamiento de recuperación para su uso inmediato. Este lodo contiene una reserva valiosa de semillas. Después de que el humedal recuperado está bien contorneado, el lodo se redistribuye en la superficie. Una vez distribuida, la capa de lodo comienza a brotar la vegetación de los humedales. La colocación de este lodo también ayuda a acelerar la creación adecuada de la hidrología de los humedales.

Recuperación de las altiplanicies

La misma práctica se ha usado para los hábitats de altiplanicie de mayor calidad.  Cuando es práctico, nuestros equipos cosechan la capa arable antes de minar. Esta cosecha de tierra arable se usa inmediatamente en otras zonas de recuperación. No sólo se beneficia la zona que recibe la materia orgánica que se encuentra en la capa arable, pero la capa arable también contiene una reserva valiosa de semillas. Una vez que las semillas se distribuyen adecuadamente, comienzan a brotar y producir una población de plantas diversas. Esta diversidad se puede lograr a través de la siembra directa, pero debido a las características de cada planta, esta técnica muchas a veces requiere un período de tiempo más largo.

Recuperación de arroyos

En la última década, la recuperación de los sistemas de arroyos se ha hecho en una prioridad para los reguladores y la industria. Los sistemas de arroyo que Mosaic está permitido a minar son pocos y la mayoría de ellos se han visto afectados anteriormente por la actividad humana. Mientras que un arroyo puede parecer bastante simple a alguien que no ha estudiado la ciencia, su función en una línea divisoria de aguas en realidad es bastante complicada. Los arroyos drenan y depositan agua en los hábitats de humedales que se conectan. Estos humedales dependen en la cantidad de agua que reciben y que guarda. Si los arroyos que conectan estos sistemas no funcionan bien, esos hábitats no prosperarán.

En los proyectos de recuperación de Mosaic, los sistemas de arroyos conectan a los humedales y los sistemas de lagos y sirven como corredores de vida silvestre y hábitats acuáticos. Igual como los humedales indígenos, estos sistemas recuperados, dependiendo de su tipo, tienen diferentes requisitos para la sincronización y cantidad de agua. Cuando un arroyo se recupera, debe ser diseñado para drenar y entregar la cantidad adecuada de agua para sostener a los sistemas de humedales.

Mosaic emplea las técnicas sofisticadas de Rosgen del modelismo de arroyo en combinación con o en vez de flujos de inundación fingidos para diseñar sistemas de arroyos recuperados. Los dos métodos están basados en prácticas científicas comprobadas a restablecer las funciones hidrológicas adecuadas y hábitats de vida silvestre importantes.

Tomamos en cuenta más que solamente el canal del arroyo para crear corredores de vida silvestre adecuadas. Nuestros expertos siembran especies de matas de humedales en los bancos del arroyo para crear zonas tapones alrededor del arroyo. Estos tapones son esenciales para el desarrollo eficaz de los corredores de vida silvestre y una copa de vegetación apropiada sobre el arroyo.

¿Qué sucede después de que se complete la recuperación?

Muchas veces, la gente se confunde por cómo se define la recuperación completa. Los reguladores consideran que el proceso de recuperación físico es completo una vez que la tierra se ha nivelado y la vegetación correcta ha sido plantada. Sin embargo, las empresas mineras siguen siendo responsables por el mantenimiento de los hábitats del terreno hasta que se alcancen la madurez y los criterios de éxito establecidos por las agencias reguladoras.

Después del proceso de recuperación inicial, los sitios se mantienen contenidos dentro del sistema de foso y terraplén de la mina para evitar que el agua se escape a los ecosistemas vecinos. Una vez que las compañías mineras pueden demostrar que las normas de calidad de agua se han cumplido en el emplazamiento, se vuelve a conectar y se convierte en una parte funcional de la línea divisoria de agua.

Aun después de la reconexión, las empresas mineras deben seguir manteniendo los hábitats en el terreno hasta que alcancen madurez. Cuando el hábitat alcance la madurez, los reguladores evalúan la recuperación de la propiedad. La lanza oficial del terreno significa que la empresa minera ha cumplido con sus obligaciones de recuperación. Los criterios que se deben cumplir para que un terreno minado sea lanzado son estrictos y diseñados para garantizar que los hábitats están bien establecidos y se opondrán a las especies invasoras eficazmente. Los períodos mínimos de establecimiento son requeridos por el Departamento de Protección del Medio Ambiente de la Florida.

  • Los períodos de establecimiento de vegetación mínimos del FDEP (después de la siembra inicial):
    • Altiplanicies: 1 año
    • Humedales herbáceos: 3 años
    • Humedales de bosque: 5 años

Algunas especies de plantas, como árboles de laurel o palmas, tienen tiempos de establecimiento mucho más largos que los períodos mínimos de establecimiento.  Estas especies tienen un criterio individual en los requisitos que, en la mayoría de los casos, prolonga el período de establecimiento a mucho más que lo mínimo. Aunque que esas zonas tardan más tiempo para lanzar, por lo general son reconectadas a las líneas divisorias de aguas años antes de lanzamiento y proveen una función similar a los sistemas completamente maduros.